JARDÍ DE FADES

"Mis bebés, entre nubes de colores"

MEDIOS COMUNICACIÓN agosto 7, 2014

ARTÍCULO EN LA VANGUARDIA DIGITAL (6 DE AGOSTO DEL 2014):

Los bebés ‘reborn’ viven su época dorada en España

Crece el número de artistas que se dedican a elaborar muñecos de apariencia real, cuyo precio puede llegar a los 3.000 euros


Ocio
| 06/08/2014 – 00:00h | Última actualización: 06/08/2014 – 12:24h

Aficionada:`Quien compra uno, repite´

Aficionada:`Quien compra uno, repite´La artesana Mercè Verdaguer muestra cómo se elabora un muñeco `reborn´ y explica algunos detalles de su curiosa afición

A simple vista parecen bebés reales, pero están hechos de vinilo –llamados reborn– o silicona. Los artistas que los elaboran les pintan venas, capilares, angiomas, incluso, los arañazos típicos de los recién nacidos o el callito del lactante. Su apariencia es tan real que a menudo los utilizan como dobles en películas o dan lugar a equívocos. Llegaron a España hace unos años y la tendencia “hazlo tú mismo” –surgida a raíz de la crisis económica- les ha dado el impulso necesario para consolidar su fama, “ha ido en auge y hay muy buenas artistas en España”, comenta la artesana Mercè Verdaguer.

Numerosas páginas en internet ofrecen en “adopción” –un eufemismo de “vender”- bebés de apariencia real y exhiben imágenes de aquellos que ya han sido “adoptados”. Los artistas que los hacen llegan a incluir una especie de certificado de nacimiento donde aparecen datos como el nombre, el peso y la talla, además de informar al comprador o receptor del juguete el tipo de cuidados que precisa. En este sentido recalcan que el muñeco no es apto para niños, sino para personas adultas que los coleccionan, que los regalan como muñeca de comunión, que quieren inmortalizar de este modo a sus hijos bebés o que, simplemente, se sienten atraídas por la ternura que inspiran.

“A la gente le gusta mucho el muñeco bebé y que este sea lo más real posible”. Así es como justifica el éxito de esta tendencia M.V, una escultora que prefiere mantener el anonimato, y que también explica que a los aficionados a este tipo de muñecos “les gusta cambiarles a menudo de vestido”. También hay quien los peina y les pone colonia, aunque algunos llevan ya de serie esencias que recuerdan a un bebé de verdad. “Algunos artículos los dejan como locos, pero no creo que sea así”, comenta. Y es que alrededor de los llamados bebés “reborn” existe una industria de accesorios, que van desde capazos, sillitas de paseo, hamacas, vestidos artesanales y complementos para el pelo.

“Los que hacen bebés reborn son artistas, ya que estas muñecas son auténticas piezas de coleccionismo”, comenta Mercè Verdaguer. Al principio, esta artesana de Martorelles (Vallès Oriental) coleccionaba sólo muñecas antiguas, hasta que vio por primera vez un reborn y tuvo la sensación de que se trataba de un bebé “real”. A modo de anécdota, explica que cuando se lo enviaron, en correos se les rompió el envoltorio y “se dieron un buen susto”. Verdaguer asegura que, para ella, las manualidades son “como una terapia”, por lo cual pronto pasó de adquirir muñecas de este tipo a hacerlas con sus manos. Aprendió, de manera autodidacta, a pintarlas e injertarles el pelo uno a uno –mediante una técnica llamada microroting o roting– hasta conseguir que cada figura adquiera la textura deseada.

Cada muñeco está realizado a partir de un molde de vinilo o silicona –un material más caro que el vinilo, pero mucho más moldeable y suave al tacto, por lo que dota al muñeco de una mayor apariencia real, ya que tienen más movilidad-. “Los recién nacidos que aparecen en las películas suelen estar hechos de silicona”, explica una de las escultoras de bebés de silicona más conocida en España. “Cada bebé es una pequeña obra de arte”, añade. De hecho, es normal que un bebé tarde en hacerse varios días. Evidentemente, esta larga dedicación se refleja también en el precio de venta. Los bebés elaborados en vinilo tienen un precio aproximado que oscila entre los 250 y 500 euros, aunque también se pueden encontrar por menos dinero, dependiendo de la técnica y los materiales que se han utilizado en su confección. Mientras que el precio de partida de uno de silicona se sitúa en los 1.000 euros, aunque puede llegar a alcanzar los 3.000 euros.


Los orígenes

La mayoría de los materiales que se utilizan en el proceso –cuerpo y pelo- proceden del extranjero, sobre todo de Estados Unidos y Alemania. Y es que, precisamente, fue del país germano que nacieron los reborn durante la Segunda Guerra Mundial, cuando algunas madres comenzaron a reformar las muñecas de sus hijas para darles un aspecto nuevo -de ahí el término reborn, que en castellano significa renacer-. La tendencia llegó al otro lado del charco, donde se perfeccionó el método para conseguir muñecos realistas, y la industria fue en aumento.

En estos últimos años han surgido artistas que han conseguido dotar a los muñecos de una gran realidad, como es el caso de la escultora Tina Kewy.

Anuncios
 

One Response to “MEDIOS COMUNICACIÓN”

  1. erikacentenolizcano Says:

    hola -helo


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s